Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Aseo personal en el Camino de Santiago

Aseo personal en el Camino de Santiago

La higiene y el aseo personal es muy importante y no podemos descuidarla, tanto por nuestro propio bienestar como por el de los que nos acompañan durante el camino o dentro del albergue. Vamos a pasar muchas horas ejercitando nuestro cuerpo por lo que tras finalizar cada etapa llegaremos al albergue cansados, sudados y posiblemente malolientes.
Posiblemente tengamos el impulso de sentarnos o tumbarnos a descansar sobre lo primero que encontremos, cosa que seguramente no va a ser agradable para el resto de peregrinos que estén allí.

¿Qué debe contener una bolsa de aseo personal para el Camino de Santiago?

La bolsa de aseo personal va a variar en función de cada persona y en la mayoría de los casos podremos recurrir a artículos que ya utilizamos en casa para nuestra higiene diaria, aunque no siempre vamos a tener estos productos en el tamaño o formato adecuados y que por su volumen pueden penalizar el ya limitado espacio del que disponemos en la mochila.

Algunas personas caen en el error de incluir en esta lista un exceso de equipamiento que sólo va a hacer que el peso y espacio en la mochila sea insoportable. Artículos como: secadores, maquinas de depilar, planchas, cosméticos… no son nada aconsejables. Podemos incluir una máquina desechable de afeitado/depilación y un bote de espuma de viaje si la peregrinación es larga. También hay que pensar que durante el camino encontraremos lugares donde adquirir artículos que podamos necesitar y así también nos evitamos cargarlos hasta ese momento.

Sea como sea la bolsa de aseo de un peregrino debería contener lo siguiente:

Gel y champú

Es el elemento imprescindible de nuestra higiene corporal. Si queremos viajar con lo justo podemos ahorrar espacio utilizando un gel de uso múltiple. Otra opción es utilizar recipientes rellenables de pequeño tamaño con el gel y champú que solemos utilizar en casa.

Kit de botellas de viaje rellenables Moko

Está compuesto de un estuche transparente con cremallera y 4 botellas de silicona suave que podemos rellenar con la cantidad necesaria de nuestro gel y champú habituales, ocupando poco espacio.
Además del gel y champú también podemos utilizar los otros recipientes para guardar crema hidratante, after sun, crema solar, o lo que pensemos que vamos a necesitar. También podemos prescindir de alguna botella para dejar espacio para el resto de artículos de higiene y así aprovechar el estuche.

Cepillo y pasta de dientes

Podemos llevar nuestro cepillo habitual o si disponemos de uno plegable ahorraremos algo de espacio. Con la pasta de dientes lo ideal es llevar una tamaño viaje o si tenemos algún tubo casi terminado reservarlo para llevarlo al camino, siempre pensando en optimizar espacio y peso.
En el caso de no tener cepillo tradicional y solo eléctrico nos tocará comprar uno. Las mejores opciones son los plegables de viaje.
Opcionalmente también podemos incluir un enjuague de tamaño viaje e hilo dental.

MenMentadent Kit de bolsillo cepillo y pasta de dientes

Pack compuesto por cepillo de viaje plegable y tubo pequeño de pasta de dientes.

Desodorante

Otro imprescindible a utilizar después de la ducha. Optaremos por uno tamaño viaje para que no ocupe demasiado espacio.
Opcionalmente podemos llevar un desodorante para pies en spray si nos sudan mucho o tenemos problemas con el olor. No es recomendable en crema ya que ablanda la piel de los pies y puede favorecer la aparición de ampollas.